Rebelión en Nicaragua

0
479

Redacción: Salvador Molina, Columnista/Foto: Imagen Ilustrativa.

Después de una veintena de años de los gobiernos del FRENTE SANDINISTA DE LIBERACION NACIONAL. (FSLN) y de su líder Daniel Ortega Saavedra; hoy está viviendo una de las revueltas más radicales que cualquier gobierno pudiera soportar las razones son las siguientes.

Número uno, los intereses EEUU, por los recursos naturales especialmente por la construcción del canal interoceánico; ya que este se está construyendo no por la injerencia de los EEUU, si  no por el financiamiento de la república popular de china, el cual es una de las naciones que mejor está posicionada después de la reforma económica que haría para ingresar al OMC, Organización Mundial del Comercio; y así poder ponerse a competir con las demás potencias económicas que representan el G8 más uno, Rusia; entonces que en el patio trasero como suelen llamarnos los EEUU, a los países de la región centroamericana y sur, se ven preocupados por esas  formas de avanzar de estos mercados que no responden a sus intereses.

Esta y otras causas son las razones para que las derechas en el continente latinoamericano se organicen orquesten las movilizaciones y lleven a las crisis a los países que no están alineados a los intereses, razón por la cual la derecha y los sectores al encontrar una generación de estudiantes herederos de la revolución sandinista vulnerable y fácil de engañar han puesto a los estudiantes y sectores de la sociedad en las calles, existen los muertos y es correcto pero como siempre quienes han procurado su muerte han sido los que los pusieron como carne de cañón, y hoy como suele suceder le echan la culpa al estado se supone que estas medidas de golpes de estado suave son los que se vienen dando desde los países de sur América los cuales han encontrado una generación vulnerable con sed de protagonismo no importando los costos de vidas humanas con una dirección burguesa y oligarquía al servicio del gran capital que se vende como al mejor postor.

Ahora tenemos la experiencia en honduras con Manuel Zelaya por querer subscribirse a la Alianza bolivariana de las Américas ALBA, y presidentes presos en Brasil, Lula Da Silva, y las medidas que se han llevado a cabo contra todos los presidentes progresistas ya que se salen de la agenda neoliberal del gran capital financiero.

Las muertes, las violencia los desaparecidos y la inestabilidad social de estos países al estilo Venezuela están siendo carcomidas por posturas que estabilizan la armonía de paz que es no perpetua en nuestras regiones las cuales tienen que vivir con esos males por siempre.

l

NO HAY COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.