Redacción y fotografía: Francia Menjivar

“Aquí ya no se aguanta la mosca, el zancudo, los gusanos, el mal olor y no solo eso, aquí he perdido reses porque bebieron el agua miel llego del empresa y convirtió al menos una manzana de mi propiedad en un pantano, he perdido esa tierra y no puedo hacer nada” ese es el sentir de habitantes de la Aldea Olopita, en el municipio de Esquipulas, departamento de Chiquimula, Guatemala. Año con año los beneficios de café siguen contaminando el medio ambiente y un recurso hídrico tan importante como lo es el río Lempa creando un alto impacto en Guatemala, Honduras y El Salvador.

Esto inicia en los primeros días del mes de noviembre de cada año, cuando los beneficios de café tienen mayor carga laboral para la producción de esta bebida  en los tres países de la región. Muchos habitantes muestran su descontento ante estas acciones que perjudican su salud. Algunos de los afectados conversaron con el Periódico Digital Vértice y solicitaron la reserva del nombre por temor a represalias en su contra y mencionaron “no denunciamos porque tememos por nosotros o nuestras familias pero ellos tienen terreno suficiente para hacer sus fosas ¿Por qué no las hacen? Porque no les interesa el daño a los vecinos, y todo esto en el invierno va a parar al río Olopita que va a salir al Lempa contaminando las demás naciones”.

Los guatemaltecos piden a las autoridades correspondientes a la municipalidad y a los diversos ministerios tomar cartas en el asunto y que los obliguen a tratar estas aguas mieles antes de disponerlas al medio ambiente.

En el municipio de Olopa, departamento de Chiquimula, Guatemala el alcalde Fredy Urrutia manifiesta que se han acercado con los beneficios de café del municipio y se ha logrado acuerdos para no contaminar el medio ambiente “nosotros como municipalidad hemos hecho varias reuniones y hemos coordinado con diversos beneficios de café para que el desfogue de las aguas mieles no vayan directamente al río Lempa, y la mayoría de los beneficios están haciendo un uso adecuado de las aguas para la no contaminación de las ellas”.

Según los habitantes en ambos municipios hace falta que se creen una ley que haga cumplir a estos beneficios el correcto uso y disposición final de las aguas mieles que año tras año han venido arrojando al río Lempa y que esperan el accionar de las autoridades correspondientes.

l

NO HAY COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.