Luego de la polémica generada por el caso del magistrado Eduardo Escalante, quien fue acusado de realizar tocamientos en las partes íntimas a una menor de edad, la Asamblea Legislativa aprobó reformas al Código Penal y castigar severamente estos casos.
Con 71 votos, los parlamentarios acordaron modificar los artìculo 160, 161 y 174-B, con el objetivo de castigar con una pena de entre tres y seis años de cárcel, a personas que agredan sexualmente a menores de edad.
Sin embargo, si la víctima es menor de 15 años, la pena incrementa de ocho a 12 años de prisión.
Estas reformas también contemplan que si el victimario es un empleado o funcionario público, y es condenado por los hechos señalados, quedará inhabilidado para el cargo o empleo que desempeña.
“Ahora sí es delito el tocamiento. Cuando este venga de un funcionario público es peor la acción. Agradezco a los colegas por haber dado su voto y en especial a los proponentes de esas piezas que ahora se hacen ley. Dios bendiga a las niñas y niños del país”, dijo el diputado del PDC, Jorge Mazariego
Según el proceso de formación de ley que establece la Constitución de la República, el presidente de la República, Nayib Bukele, deberá aprobar las mismas y ordenar su publicación en el Diario Oficial.
El mandatario salvadoreño se ha mostrado a favor de castigar severamente a los agresores sexuales y principalmente los que dirigen sus actos hacia menores de edad.
Los cambios en la normativa penal son exigencias que diversas organizaciones sociales realizaron a los diputados;  mismas que han criticado fuertemente decisiones judiciales como la de la Càmara Primero de lo Penal, la cual consideró que tocar indebidamente a una niña no es delito en El Salvador.
l

NO HAY COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.