Y continúa Nicaragua bajo fuego civil

0
384

Redacción: Salvador Molina. Columnista/Foto: Cortesía.

Hasta ahora Nicaragua, no ha cesado de tener grandes conflictos civiles herencias de los gobiernos somocistas de décadas anteriores, la influencia de la iglesia es la que alienta a diario para que las provincias más importantes entre ellas Masaya, una de las localidades más pequeñas se declare en rebeldía contra el presidente y la vicepresidenta de Nicaragua.

Hoy ya no hay retroceso la lucha por el poder seguirá, las propuestas hechas por la sociedad civil son adelantar elecciones y no reelección de las actuales autoridades hay historiadores que piensan que es un nuevo somocismo en que representa Daniel Ortega, algo que está muy lejos de ser una realidad ya que el haber arriesgado la vida y haber revolucionado Nicaragua en los años ochenta y haber cedido el poder a violeta de chamorro en los noventas fue una de las maneras, más heroicas y épicas de las cuales la burguesía ya no quiere recordar ya que las burguesías están divididas y débiles que por ese motivo hacen uso de sectores de la iglesia pertenecientes y casi parecidos al opus dei el cual no ven con buen ojo y el desarrollo del gobierno de izquierda en Nicaragua.

A los Gobiernos de Izquierda los hacen ver débil para señalar que no pueden administrar el estado el cual nos afecta a los pobres, a los obreros y a los condenados a trabajar. El sentir, el deseo de libertad es el resultado de sus apreciaciones laborales, fuera la iglesia católica de la incentivación al derrocamiento de Daniel ortega dedíquense a ganar almas y no a la política ya que la política está condenada en la fe.

La evidencia de estos sectores que están alentando a las masas a derrocar gobiernos, cuando la biblia manda a orar por nuestros gobernantes entonces estamos en contra de Dios al estilo de Ninrod, el opositor de Dios.

En la actualidad la teología de la liberación brilla por su ausencia; la opción preferencial por los pobres ya que son las grandes mayorías las cuales hacen vivir como reyes a los capitalistas y estos no les dan nada ya que piensan que con darles trabajo ya han hecho su labor de la cual su Dios les va a bendecir, en oposición a Dios los religiosos hacen sus planes de alentar contra los gobiernos que han sido elegido por la soberanía del pueblo.

Entonces dónde queda la democracia que tanto cacarean los grandes filósofos, ilustrados hobbs, Montesquieu, Locke, son los precursores de la conducta malévola del hombre la carencia que vivimos los pueblos, es por la enfermedad anacrónica que nos han heredado las clases dominantes del pasado, y que no reconocen los religiosos porque son sus aliados, el pueblo ha manifestado su descontento provocado e incentivado por la iglesia católica y los efectos de la gran comisión se perdió en el acontecer del infinito destino de los nicaragüenses.

l

NO HAY COMENTARIOS

DEJAR UNA RESPUESTA

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.